04 junio 2005

Fallo Celco, por José Ignacio Pinochet, FIMA

(Publicada en "El Mercurio" el 4 de Junio de 2005)

Señor Director:

El análisis que ha hecho Valentina Durán Medina, académica de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, no puede ser más acertado. Respecto a la naturaleza del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental chileno y la posibilidad de revisión de los actos calificatorios por nuestros tribunales por la vía del recurso de protección, cabe señalar que Chile optó, más por consideraciones económicas que ambientales, por un procedimiento técnico que, sin embargo, en cuanto a la aprobación de proyectos se refiere, se amarró desde su origen a la decisión política de funcionarios de esa índole, en general designados y de la exclusiva confianza del Presidente de la República.La independencia de algunos de estos funcionarios es nula, como se ha visto en casos pasados en que los mismos son "renunciados" de sus cargos.Siendo la aprobación de los proyectos una decisión totalmente política, que incluso puede revestirse de una cuestionable legalidad aun cuando ignore o derechamente contravenga las fundadas opiniones de organismos técnicos especializados (como la Conaf y servicios de salud), la revisión de su legalidad por nuestros tribunales de justicia es un imperativo no sólo jurídico, sino además ético.De esta forma, fallos como el del recurso de protección interpuesto en contra de la aprobación en el caso Cascada Chile por la Corte de Apelaciones de Puerto Montt de fecha 16 de agosto de 1999 o el más reciente de la Corte Suprema del 30 de mayo del presente año relativo a Celco, al considerar que por existir una aprobación ambiental que emana de un organismo "técnico" tal resolución escapa de la competencia de nuestras Cortes, no sólo vulneran los derechos fundamentales constitucionales, sino que minan la confianza de la ciudadanía en nuestros tribunales.Las empresas tienen por finalidad generar riqueza, la autoridad política debe generar condiciones para la inversión y el empleo (algunos todavía pensamos que también debe tutelar el ambiente) y los tribunales de justicia deben asegurar la legalidad y racionalidad de los actos de la administración.El 13 de agosto de 2003 "El Mercurio" comenzaba una nota informando de la renuncia de dos directores regionales de Conama diciendo: "La prédica de la protección del medio ambiente parece que chocó nuevamente con la necesidad de modernizar y allegar más recursos económicos para el país.". Es desesperanzador ver cómo el tiempo pasa y nada cambia.

JOSÉ IGNACIO PINOCHET OLAVE
Abogado
Director Ejecutivo
ONG Fiscalía del Medio Ambiente - FIMA

2 comentarios:

yesenia dijo...

Es importante el tema que destaca don Jose Ignacio, sobre el medio ambiente, en Chile, tenemos que proteger nuestra naturaleza, con leyes que permitan cuidar nuestra tierra, ya que si cuidamos nuestro medio ambiente nuestros descedientes podran vivir mejor si nosotros los seres humanos respetamos y cuidamos nuestro planeta Tierra.
Yesenia Chacana Garrido

yesenia dijo...

Muy interesante los temas del medio ambiente,mas cuando se trata de cuidar nuestra Tierra, que es lo unico que tenemos los seres humanos, por eso es importante legislar siempre a favor de nuestro planeta, en cuidarlo y protegerlo para las siguientes generaciones.
Yesenia Chacana Garrido