10 mayo 2007

Capitán Planeta

La designación de Ricardo Lagos como enviado especial de la ONU ha despertado cierta discusión en el ámbito nacional, entre quienes cuestionan su legitimidad para asumir ese cargo, por cuestionamientos a su gestión ambiental como ex presidente, y quienes, con una mirada más optimista, celebran la oportunidad de que su liderazgo sirva a la causa del cambio climático. Rescatando esta dicusión, presentamos dos opiniones distintas, de Patricio Navia y de Sergio Montenegro.

Más allá de esta polémica, en las próximas semanas invitaremos a nuestros visitantes a debatir sobre la política energética nacional y el cambio climático, en preparación del V Diálogo sobre Institucionalidad y Gestión Ambiental del CDA, que abordará el tema de la Política Energética en Chile, y del
Programa Domeyko sobre Energía de la Universidad de Chile, que cuenta con la participación del CDA.

1 comentario:

barbarita dijo...

lagos en la ONU, no me extraña, no lo apoyo, pero ultimamaente en Chile las cosas se llevan a la manera Bacheletista "haremos lo que tengamos que hacer... diremos lo que tengamos que decir".... bla bla bla
no existe conciencia ecologica en Chile y no la exijamos, si nisiquiera tenemos una buena educación para nuestros niños, y un pesimo sistema publico en casi todo... excepto SII jaja