21 diciembre 2007

Quilicura, institucionalidad ambiental, y la fundamentación de las decisiones de la autoridad, Por Valentina Durán

Hace algunas semanas, el Director Ejecutivo de la CONAMA, conociendo del recurso de reclamación del artículo 20 de la Ley 19.300, aprobó la declaración de impacto ambiental del proyecto de estación de transferencia de residuos domiciliarios “Cerro los Cóndores” en Quilicura, presentado por la empresa GERSA. Esta DIA había sido rechazada en noviembre de 2006, por unanimidad de los miembros de la COREMA RM, que estimaron que el proyecto provocaba algunos de los efectos del artículo 11 de la Ley 19.300 (en especial de los literales (a) efectos sobre la salud y (c) alteración significativa de los sistemas de vida) que son aquellos efectos, características o circunstancias que motivan un estudio en lugar de una declaración de impacto ambiental.

Hoy, el Director ejecutivo de la CONAMA, Álvaro Sapag, debe decidir sobre la reposición presentada por la Municipalidad de Quilicura en contra de esta resolución de calificación ambiental que aprueba el proyecto. Ayer en el Mercurio, Sapag planteaba lo difícil que es tomar una decisión, cuanto existen resoluciones contradictorias de los seremis metropolitanos involucrados en la evaluación del proyecto: los informes técnicos de los Seremis de Salud, de Transportes, Obras Públicas y de Vivienda se pronunciaron a favor, pero luego cuando los SEREMIS concurrieron a la sesión de la COREMA, en noviembre de 2006, lo reprobaron en forma unámime acogiendo el argumento del SEREMI de Salud que planteó cómo este proyecto afectaría la salud física y psíquica de los vecinos.

Señala el Mercurio que Sapag debió pedir nuevos informes a los seremis para conocer la fundamentación de los votos de rechazo, y que consultado si hubo presiones "políticas" del ex intendente Víctor Barrueto, respondió que ello deben contestarlo los miembros de la Corema. Por su parte, la Ministra Ana Lya Uriarte, tuvo que recordar que hay un instructivo que obliga a los seremis a justificar decisiones contradictorias a la hora de aprobar proyectos.

Carmen Romo, DC, Alcaldesa de Quilicura, encabeza la oposición al proyecto, anunciando una batería de acciones administrativas y judiciales si no se acogen su recurso por la aprobación de este proyecto, que, sostiene, jamás sería aprobado en Las Condes.

Más allá del caso particular, esta situación nos hace recordar una de las críticas a la institucionalidad ambiental y al SEIA más reiteradas por todos los sectores según todos los diagnósticos conocidos, que tiene que ver con la supremacía de elementos políticos sobre los técnicos en las decisiones de la autoridad. Este desequilibrio redunda en incerteza jurídica y desprotección ambiental según sea el caso y la perspectiva que se tenga respecto de alguna decisión.

En nuestro Cuarto Diálogo sobre Institucionalidad Ambiental, en abril de 2007, tratamos el tema de la Supletoriedad de la Ley de Procedimiento Administrativo en estas materias e invitamos al entonces Director subrogante de la CONAMA, Rodrigo Guzmán, a exponer sobre el "Instructivo para la adecuada fundamentación de los Informes Sectoriales, de los Acuerdos y de las Resoluciones de Calificación Ambiental adoptados en el contexto del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental" contenido en el Oficio ordinario del 14 de marzo de 2007.

Ya nos referimos en la oportunidad al contexto e implicancias de tal instructivo de la CONAMA que entendimos entonces como un rescatable esfuerzo de coordinación, destinado a transparentar y mejorar la fundamentación de las decisiones que recaen sobre proyectos de inversión, en armonía con la Ley de Procedimiento Administrativo Nº19.880. Efectivamente algo anda mal si los informes técnicos dicen Sí y la COREMA unánimemente dice No, o viceversa. Como es habitual, toca a la Dirección Ejecutiva de la CONAMA o al Consejo de Ministros, según sea el tipo de proyecto, dirimir estas decisiones con un alto costo y en medio de fuertes presiones.

El instructivo del marzo de 2007 no alcanzó a "inspirar" las decisiones de los SEREMI que votaron en contra del proyecto en noviembre de 2006.

Queda analizar cual ha sido y será el impacto de este instructivo en las garantías de los administrados frente a la Autoridad en el SEIA, mientras confiamos en que la propuesta institucional en ciernes se haga cargo de estas dificultades, proponiendo una estructura de decisiones que dé mayores garantías a todos los actores, y que los proyectos tengan un rápido trámite.

Y como la esperanza es lo último que se pierde, Feliz Navidad a todos los lectores de este experimento de blog, y los mejores deseos para el 2008...

Valentina Durán

------ Más información-------

Resolución de Calicación Ambiental de 22/01/07 de la COREMA RM que rechaza proyecto (en el E-SEIA).

El Mercurio, 20 de diciembre, Informes contradictorios complican la decisión final por planta de Quilicura.
Nota de Prensa de CONAMA: Ministra Ana Lya Uriarte entregó balance ambiental 2007 y estableció prioridades para el año 2008

En este Blog, las siguientes entradas relacionadas:
04/05/2007 Foro del IV Diálogo: A decisiones infundadas, instructivo de CONAMA (Sustentable)
11/04/2007 Foro del IV DIÁLOGO. Comentario al Instructivo sobre la fundamentación en el SEIA., Por Valentina Durán
02/04/2007 Foro del IV DIALOGO: Supletoriedad de la Ley de Procedimiento Administrativo en materia ambiental, por Valentina Durán y Alberto Barros
El IV Diálogo sobre Supletoriedad de la Ley de Procedimiento Administrativo en materia Ambiental, en la web del CDA.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Aparte de todo el tema polìtico que forma parte de esta desición (por lo que los distintos Ministerios debieran asumir su responsabilidad y no lavarse las manos con la COREMA), me parece que lo que puede tener efectos graves en el SEIA es el hecho que se admita a tramitación un recurso presentado por un Municipio en contra de otro recurso...es decir, de un organismo del Estado que participa en la evaluación después puede recurrir en contra de la instancia que justamente decidió el tema.

En este sentido, me parece que lo que deja mayor sensación de inserteza fue que el Director Ejecutivo se dejara presionar y conocer un recurso que es inadmisible respecto de una desición que ya había tomado. Si te fijas en la redacción de la resolución del rechazo del proyecto, en realidad no existen un argumentos...en realidad, los comentarios de Sapag me suena más bien a a eludir su responsabilidad de decidir un tema...basta con analizar el expediente para poder decidir el proyecto...de hecho, los pronunciamientos de no son vinculantes...lamentablemente al más fiel estilo Bachelet...

Administrador Sustentable dijo...

Amigos de la Universidad de Chile. Los invito a participar en el BLog de Sustentable.cl, el portal de las noticas medioambientales.
http://portalsustentable.blogspot.com/
Tenemos encuestas, temas de opinión y concursos, ven a conocerlo y participa.

Felicitaciones por su Blog

segismundo dijo...

Efectivamente los argumentos de oposición aluden a la salud mental y alteración significativa de los sistemas de vida: ambas variables de reciente incorporación que pueden esconder muchas arbitrariedades, por ello son imprescindibles las fundamentaciones. en los particular es interesante que ocurra en una comuna con una zona industrial, se ha desatado una serie de presiones de inmobiliarias y empresas del area sanitaria, existiendo procesos judiciales por practicas de corrupción sobre la municipalidad que apuntan a que estos argumentos efectivamente esconden intereses económicos muy fuertes. Nuevamente el tema ambiental es una excusa y no una preocupación real.

Alberto dijo...

El actuar intempestivo e irracional de algunos SEREMIS hace que el SEIA sea inviable en la forma en que está funcionando actualmente.

¿De que sirve responder ICSARAs si, en la reunión definitiva, los que en su oportunidad estuvieron de acuerdo cambian su opinión?

Lo peor de todo es que a veces da la impresión que ni siquiera hay un esfuerzo por informarse en cuanto a qué opinó el departamento que representan, en el contexto del SEIA.

Saludos.