28 enero 2011

Sobre el proyecto de Ley que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas: partiendo con un traspié. Por Jorge Aranda Ortega*

*Jorge Aranda Ortega. Investigador del CDA. Magíster (c) en Derecho. Universidad de Chile.

El 26 de enero recién pasado, el Presidente Piñera presentó en Llifén el proyecto de ley que pendía del artículo 8° transitorio de la ley 20.417, es decir, el proyecto que crea una institucionalidad encargada del cuidado de las áreas protegidas y de la biodiversidad. Sin embargo, todo comenzó con un tropiezo, tanto mediático, al señalar nuestro presidente que el leopardo está en peligro de extinción en Chile, como de fondo del proyecto. En esta breve columna señalaré mis primeras aproximaciones en torno a este traspié.

Lo primero que llama la atención es que el proyecto no logra hacerse cargo íntegramente de las áreas protegidas pertenecientes al patrimonio cultural. Esta institucionalidad sólo se remitirá a gestionar y fiscalizar áreas silvestres protegidas, concepto más restringido. Es decir, se mantienen las competencias del Consejo de Monumentos Nacionales en la materia, y no se soluciona de forma total la dispersión normativa diagnosticada. En la práctica, los monumentos históricos y las zonas típicas o pintorescas no serán parte de esta gestión, quedando en un nivel de protección diferente, pese a ser, por ley, parte del ambiente en cuanto elemento cultural del entorno.

Sin embargo, mi principal punto contra este proyecto es la insistencia en mantener un sistema de fiscalización cuya ineficacia está demostrada: los juzgados de policía local no podrán hacerse cargo eficazmente, tal como se establece en el artículo 70 del proyecto, de esta empresa[1]. Este modelo de sanción es utilizado a propósito de Decreto Ley 701 de fomento forestal, y ha demostrado que no es operativo, básicamente por la baja especialización de estos jueces en la materia, y por la baja cuantía de las sanciones[2].

Este proyecto incurre en los mismos defectos que el Decreto Ley 701: la máxima sanción establecida en el actual proyecto son 500 unidades tributarias mensuales, cerca de $18.000.000, y sin contar en ningún caso con un mínimo[3]. Con estas sanciones, aunque exista un sistema mejorado para la fiscalización, el incentivo para el incumplimiento es tremendamente alto, sumado a que muchas veces los jueces de policía local no detentan toda la asesoría técnica especializada para resolver este tipo de materias.

Si planteo esto sólo en términos económicos, todo infractor que desarrolle una actividad productiva ponderará dos factores para incumplir una norma ambiental: la cuantía de la sanción y la posibilidad de ser sorprendido. Aunque exista un virtuoso sistema de fiscalización, la baja cuantía de la sanción no es incentivo suficiente para adoptar una conducta ausente de ilicitud. En este caso, el incentivo generado por este proyecto de ley para el incumplimiento es evidente.

Una mejor propuesta, desde mi punto de vista, habría sido otorgar competencias para la fiscalización y sanciones a la Superintendencia de Medio Ambiente y a los Tribunales Ambientales respectivamente. Ya fue un acuerdo, tanto académico como político, que un esquema tal es un sano balance entre eficacia y eficiencia de la fiscalización y las garantías de los fiscalizados y sancionados.

Bueno… En la vida hay errores comprensibles. Yo comprendo que alguien pueda equivocarse con las especies que se encuentran en peligro de extinción en el territorio nacional, pues son varias, y son difíciles de memorizar… Pero perseverar en un modelo de fiscalización y sanción de estas características, me parece que es un contrasentido a lo señalado por nuestro Presidente, que en nuestro país en los últimos 30 años no hemos tratado bien a nuestra naturaleza y tampoco nos hemos tratado bien a nosotros mismos. Perseverar en errores pasados es, en buena medida, perseverar en no tratar bien a nuestro entorno y a nuestra propia integridad colectiva.


[1] Artículo 64°.- Competencia. Será competente para conocer de las infracciones señaladas en el artículo 61°, el Juez de Policía Local que fuere abogado, con competencia en la comuna en que se haya cometido la infracción y las sancionará de conformidad con el procedimiento establecido en el Título I de la ley N° 18.287.

[2] En ese sentido: CERDA, DE LA MAZA, DURÁN. Valoración del daño ambiental en el ámbito forestal chileno. En: Actas de las IV Jornadas de Derecho Ambiental. Centro de Derecho Ambiental, Universidad de Chile. Legal Publishing. Chile. 2008.

[3] Determinación de la sanción. Las sanciones, se determinaran según su gravedad y en conformidad a los criterios señalados en el artículo anterior, conforme de los siguientes rangos: a) Las infracciones leves serán objeto de multa de una hasta 50 unidades tributarias mensuales. b) Las infracciones graves serán objeto de multa de hasta 250 unidades tributarias mensuales. c) Las infracciones gravísimas serán objeto de multa de hasta 500 unidades tributarias mensuales.

5 comentarios:

Coni... dijo...

Totalmente de acuerdo. Después de leer el proyecto de ley, quedé bastante disconforme, ya que hay muchas áreas que no se incluyen en el proyecto.
Creo que otro punto relevante, es el tema de las concesiones de áreas protegidas. La verdad es que dudo que se pueda reforzar y mejorar la protección de ciertas áreas en manos de un privado. Temo que dé para "malos entendidos", y se empiece a permitir la realización de ciertas actividades o proyectos dentro de éstas. Si después de la discusión parlamentaria se mantiene esta figura, ojalá que sea reforzada.

Jorge Aranda Ortega dijo...

Estimada Cony,
Gracias por tu comentario.
Sobre el punto de concesión de áreas silvestres, en la reforma a la institucionalidad de turismo ya se contemplaban, y este proyecto no hace sino reforzarlas. Tus aprehensiones las comparto.
Aún hay más opiniones y críticas que realizar a este proyecto, y creo que tu enfoque es un buen punto de partida. Sigamos trabajando en ello.

Javi dijo...

Jorge,
Completamente de acuerdo contigo. El otorgarle competencia a los JPL, demuestra la "importancia" que el gobierno le asigna a los temas de biodiversidad (sin desmerecer a los JPL, pero pastelero a sus pasteles y no me parece que sean los más capacitados para esta materia).

Además, es una lástima que el proyecto no se haga cargo de la principal demanda de la sociedad civil y que es otorgarle un ámbito de protección especial a las ASP, ya que salvo para la reservas de región virgen, no se establece ningún tipo de limitación a las actividades económicas que se pueden realizar en ellas o en las zonas cercanas a ellas. El peso de la decisión vuelve a caer en el SEIA, instancia en la que en definitiva se resolverá sobre este punto.

Esperemos que la discusión parlamentaria permita enfocar a la discusión hacia lo que realmente importa: Proteger la biodiversidad en Chile.

connie dijo...

Jorge:
Me interesa mucho el tema y he estado tratando de encontrar el proyecto para poder leerlo yo misma. Sabes donde lo puedo encontrar?

Anónimo dijo...

un saludos a todos por la preocupacion de poder tener en cuenta nuestro medio ambiente y la vida humana de las personas . nosotros aca en nacimiento estamos viviendo una rwealidad en el apocalipsis todas una lluvias de acidas a diario de parte de la celulosa santa fe y calderas de biomasas las cuales provocan al ambiente problemas en la poblacion respiratorias y e incluso con vomitos en la poblacion pero nada se hace el seremi de salud y de medio ambiente estan atados de mano y en camaderia con estas enpresas del señor eleodoro matte ya que no hay soluciones a estas problematicas y de parte del la indescriminacion con los bosques nativos aca en la region sobre todo en la cordillera nahuelbuta la plantacionn de pino y eucaliutus ya que la cvonaf de la todos las facilidades a estas forestales te agradeceria indagar en el tema y contactarte con la organizacion que esta sacando la cara en estos momentos que es el movimiento social ecologico ambiental de nacimiento los cuales han realizado diversas marchas por la vida de las personas pero aca es imposible sin ayudas esternas pero esto es una bomba ya que recien se estan dando cuenta de que es la ciudad mas cancer en la region te lo pido como un favor contactalos a estos grupo ambiental si te interesa el tema ,,saludos amiga